Entradas

Tiro con arco 1

En post anteriores te mostrábamos deportes y actividades en la naturaleza con las que descargar una buena dosis de adrenalina como el barranquismo y el rafting, así que en esta ocasión te mostramos las peculiaridades de otro deporte que podrás practicar en la naturaleza, el tiro con arco, apto tanto como para los adultos como para los más pequeños.

EL tiro con arco es un deporte moderadamente sencillo con el que disfrutarás poniendo a prueba tu precisión y puntería, ¡y lo mejor es que puedes hacerlo en un entorno natural! El objetivo del juego es lanzar una flecha hacia una diana y que esta de lo más cerca posible del centro, consiguiendo así una puntuación más alta.

 

Tiro con arco 2

 

Lo primero que tendrás que tener en cuenta para ser un arquero al más puro estilo Robin Hood es tener el equipamiento adecuado, que básicamente se compone del arco y las flechas, pero también puedes hacerte con elementos adicionales como una dragonera, una dactilera, un protector para el pecho y el brazo o un carcaj. Veamos ahora los tipos de arco con los que podemos practicar el tiro con arco:

  • Arco largo: esta peculiar variedad de arco tiene una altura similar o mayor a la altura del arquero y tiene una forma característica de “D”. ¿Sabías que este tipo de arco fue usado como arma de guerra durante la Inglaterra de la Edad Media?
  • El Arco corto es, como su nombre indica, más corto que el anterior. Su origen se halla en la zona centro del continente asiático, y sus medidas hacen que esta herramienta sea más manejable. Sus medidas reducidas también hacen que este arco tenga una menor potencia.
  • El arco recurvo es el arco usado en los Juegos Olímpicos. Su principal peculiaridad es que cuenta con una doble curva, en forma de “S”, una forma que potencia la fuerza y hace más suave el disparo de la flecha.
  • Arco de poleas. Es un tipo de arco diseñado para reducir el esfuerzo que el arquero tiene que realizar para tirar de la cuerda. Este diseño permite dotar a los arcos de una mayor potencia, característica por la cual han sido empleados en la caza.
  • La ballesta es una variante del arco. Este diseño cuenta con unas palas horizontales, al contrario que las del arco tradicional, similar a la forma de un rifle. El mecanismo de disparo consiste en tirar de la cuerda hacia atrás que es liberada mediante un gatillo, lanzando así el virote, un proyectil con el que se consigue una mayor penetración.

 

Tiro con arco 3

La flecha tradicional está formada por un astil cuya terminación es en punta y su principio son plumas, mientras que los vástagos empleados en las ballestas están fabricados en madera, fibra de vidrio, aluminio y fibra de carbono. Cada tipo de flecha reúne una serie de características que las hacen más o menos resistentes en función del material utilizado.

Sea cual sea el tipo de arco que escojas y la flecha que utilices, seguro que pasas un rato divertido poniendo a prueba tu puntería. ¿Te animas?

cartas

Ir de vacaciones es toda una aventura tanto para los más grandes como para los más pequeños. Lo primero que hay que hacer es barajar las posibilidades y decidir qué tipo de vacaciones deseas. ¿Playa o montaña? ¿Interior o costa? Si has elegido pasar tus vacaciones en un entorno natural, enhorabuena, has tomado una gran decisión. Ahora te contaremos algunas actividades con las que disfrutar unas vacaciones en la naturaleza con niños.

Los niños, por naturaleza están llenos de energía y vitalidad, por lo que va a suponer todo una prueba hacerles gastar toda esa energía y que se lo pasen bien.

Explora el territorio

La figura del niño tiene espíritu aventurero. ¿Conoces el territorio donde has ido de vacaciones? Sin duda recorrerlo va a ser toda una aventura. Sigue los caminos, los senderos, observa si hay alguna fuente natural y mira a tu alrededor en busca de plantas y animales.

campo

Recoge setas

Dependiendo de la época del año encontrarás más o menos setas, pero en cualquier caso tendrás que asegurarte de que no son venenosas. Acompáñate de una guía de setas y hongos para poder identificarlas y lánzate a la aventura. Si conseguís una buena cantidad podréis cocinarlas y deleitaros con productos que vosotros mismos habéis recolectado.

setas

Paseo en bicicleta

La bicicleta sigue siendo tan tradicional como divertida, por eso un simple paseo en bicicleta por un enclave natural hará que los más pequeños se diviertan como nunca. Además es muy beneficioso para la salud, ya que utilizar la bicicleta te ayudará a mantenerte en forma. Los niños disfrutan como nadie los paseos en bicicleta.

Cuenta historias

Todos sabemos que contar historias a la luz de la hoguera es algo de película. Ahora tendrás la oportunidad de llevarlo a la realidad, pero procurad que las historias no den demasiado miedo o de lo contrario tendréis más problemas para dormir. Podéis acompañar la velada con una hoguera y algún alimento para asar, como carnes o patatas. Por supuesto la seguridad es lo más importante. Asegúrate de tener un cubo de agua cerca del foco de fuego y realízalo siempre bajo la supervisión de un adulto.

Empieza una colección

Cromos, sellos, chapas, pins o canicas son objetos que casi todo el mundo ha coleccionado alguna vez. ¿Sabías que en la naturaleza también puedes encontrar cosas que coleccionar? Quizá sea el momento de ponerte a recolectar hojas de árboles, arbustos y plantas para empezar una colección. También puedes hacerlo con rocas y minerales que encuentres. ¿Cuántos tipos de hojas y rocas eres capaz de coleccionar?

Juegos de mesa

Igual que la bicicleta, los juegos de mesa son tan tradicionales como divertidos. Para disfrutar tu tiempo libre con los más pequeños podéis utilizar un parchís, una oca o jugar a las cartas. Hay multitud de juegos de mesa entre los que elegir. ¿Cuál es tu favorito?

Estas son las seis actividades que te proponemos para pasarlo bien en la naturaleza con niños. ¿Y a ti? ¿Cuál es la actividad que más te gusta hacer en la naturaleza?