Rafting aventura

Los termómetros van recobrando el pulso y con las buenas temperaturas cada vez apetece más estar en contacto con el agua. Si lo tuyo son las aventuras, seguro que te encantará el rafting o descenso de ríos, un deporte cada vez más extendido que consiste en recorrer el cauce de un río en la dirección de la corriente con más o menos turbulencias, para lo cual se emplea una embarcación especial que podrá ser una balsa, una canoa o un kayak.
Si has pensado tomar un descanso y dar rienda a tu espíritu aventurero te presentamos algunas claves para que el rafting se convierta en tu nuevo deporte favorito.

 

Equipo

La mayoría de deportes precisan de un equipamiento especial, y el rafting no iba a ser menos. El equipamiento habitual básico se compone de un casco, un chaleco salvavidas, un traje de neopreno, un calzado para la ocasión y, por supuesto, la embarcación y los remos. Para mayor seguridad puedes completar el equipo con cuerdas y arneses. Con estos ítems reducirás considerablemente los posibles peligros.
Una vez tengas el equipo para apropiado para el deporte podrás lanzarte al río en busca de una buena dosis de adrenalina.

Rafting rio

 

Técnicas

A la hora de practicar rafting existen diversas técnicas para las diferentes clases de ríos, clasificados de grado I a VI en función de su dificultad. Además de estos seis niveles de dificultad de ríos encontramos también los infranqueables, aquellos rápidos que no pueden ser superados sin causar daños físicos. La dificultad varía desde el Grado I, donde el riesgo de caída es muy bajo debido a la poca corriente y las pequeñas olas, hasta los grados superiores, donde las turbulencias que encontraremos serán cada vez mayores.
Antes de lanzarte al río un instructor deberá poner en tu conocimiento algunas instrucciones como adelante, atrás, derecha, izquierda, piso y alto, entre otras. Cuando las oigas, deberás saber reaccionar ante ellas. Si es tu primera vez en esto del rafting también aprenderás señales básicas como hombre al agua, reunión, peligro o botiquín entre muchas otras que se aplican a una situación particular.
Recuerda que siempre que lo practiques deberás estar acompañado y/o guiado por un profesional.

 

Beneficios

Los beneficios del rafting, al igual que los de otros deportes de aventura, son numerosos. Si el ejercicio de por sí es bueno para la salud, el ejercicio en un entorno natural es considerablemente mejor. Indudablemente uno de los mayores beneficios son que estarás en contacto con la naturaleza, lo que te supondrá tanto una liberación mental como física gracias a la producción de adrenalina y te liberará del estrés.
Su práctica ayudará a mantener y mejorar tu condición física, ya que para mantener el control de la barca ejercitarás muchos músculos, pero sobretodo los brazos. De este modo tonificarás tu cuerpo, pero también encontrarás beneficios como una mejora en la expansión pulmonar a la hora de respirar, una mejora en la circulación sanguínea y un desarrollo auditivo y visual.

¿Te lanzas a la aventura?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.